Jimmy Rodríguez: “Fotos lindas se ven en cantidades, pero historias buenas no se ven, son raras”

Nací, vivo y trabajo en La Pampa, Argentina. Mi obra se basa, principalmente, en la llanura como espacio político y en la relación que se establece entre el hombre y el lugar-tiempo que habita… Así se define él en parte de su biografía, nosotros a través de esta nota sabemos que podemos conocer un poco más de él, con sus respuestas repletas de pensamiento y un toque de ironía que nos permiten aprender un poco más acerca del apasionante mundo del arte y la fotografía.

¿Quién es Jimmy Rodriguéz?

Un Fotógrafo

¿Un Artista?

Uno no es la persona que debe definirse artista, me parece el principal error que cometen los que se definen a sí mismos; te definen tus pares, pero uno no puede decir que es buen amante o lindo, eso lo dice la otra persona y uno no puede decir que es artista, lo dice el otro. Hay muchos que lo dicen, pero está mal, el narcisismo es una cosa y la obra que uno puede construir es otra. A algunos les va muy bien con el narcisismo, lo construyen mucho antes que la obra, que quizá nunca aparezca, pero bueno…

Yo fui a una escuela técnica, la cual no terminé, pero fui a una escuela técnica, sigue siendo algo que me interesa mucho, de hecho soy bastante artesano y auto constructor, mi casa tiene mucho de auto construida, disfruto mucho de herramientas y esas cosas pero bueno, sí tuve la suerte de criarme en la casa de un fotógrafo y poder estar vinculado a los medios desde toda la vida y mi primer empleo formal como fotógrafo fue unos meses antes de cumplir 18 años para un diario. Directa o indirectamente siempre fui fotógrafo y siempre viví de la fotografía.

 

Joaquín Rodriguez - Fotógrafo

 

¿Ser el hijo del fotógrafo Joaquín Rodriguez, que evoca como recuerdos más espontáneos?

Ehhh, fui hijo único casi hasta los 8 años, participaba mucho de su actividad, igual es una cosa muy específica la que he aprendido de mi padre, que no sé si la aprendí encima, porque creo que nunca hicimos lo mismo, a mi viejo no le interesaba en sí la fotografía técnicamente hablando, él era un fotógrafo del momento decisivo, de hecho sus imágenes son eso, entraba a un laboratorio a revelar y hacer las copias porque lo tenía que hacer pero si hubiera tenido la posibilidad, si en vez de vivir en un pueblo, en una provincia, hubiese estado en un ambiente un poco más profesional no hubiese entrado a un laboratorio jamás porque no le interesaba. Generalmente me preguntan: ¿Todo eso lo aprendiste de tu viejo? No, la verdad que no. Pero de mi viejo aprendí algo que creo que es lo más difícil de aprender que es el olfato, o a ver, a encontrar historias, que es lo que mayormente no se ve. Fotos se ven y fotos lindas se ven en cantidades, pero historias buenas no se ven, son raras.

¿El medio? ¿Fue fácil entrar a esa edad? No había esta vorágine que representa hoy la fotografía

Noo, claro que no. Primero tener una cámara digna era carísimo. Los aficionados que eran los que mejores equipos tenían era gente que se dedicaba a otras cosas, casi como hoy de algún modo. Los aficionados se nucleaban en fotoclubs y eran abogados, ingenieros, médicos que sacaban fotos los domingos, bueno como hoy que está lleno de fotógrafo dominguero (con tóno irónico) y después estaban los profesionales que eran los que vivían de la fotografía social, evento social y esas cosas.

Jimmy ¿Cuál es tu sentimiento hacia la fotografía?

No sé si tengo un sentimiento. La fotografía es algo que está incorporado a mi vida, como el hígado o las pulmones, no es un sentimiento que pueda definir, lo debo tener seguramente.

 

-Sobre la mesa miramos los libros y catálogos donde han sido publicadas sus obras, cada uno es una historia diferente-

¿Te ha tocado defender la fotografía en sí o como arte?

Eso es una confrontación permanente, más con otros fotógrafos que con gente de otras disciplinas. Es muy difícil de explicar la fotografía, por lo tanto es muy difícil de comprender y desde ese lugar esgrimir una defensa a veces es también complicado.

¿Las diferencias? Fotografía social, comercial y Arte ¿Que opinás?

Son cosas completamente diferentes, es como… Uno puede pintar un auto, trabajar de chapista y otro pintará una tela son aplicaciones o técnicas. No hay molestia, lo que hay que ser consciente es que cada una de esas practicas tiene una lectura diferente.

O séa, porque es linda no es Arte, ese es el punto.

Porque tiraste un filtro de Photoshop no es arte, generalmente es un mamarracho eso, pero la definición de arte por ahí hay una cuestión muy seria que funciona dentro de las instituciones que definen lo que es arte y después está la auto definición de la persona que bueno tiene sus limitaciones no tiene referencias y hace algo que le parece lindo y lo auto proclama arte y bueno eso siempre hubo, hay de todo.

Vos decís ser fotógrafo, no te denominás artista, pero tenés un ojo clínico hacia la fotografía y ver el arte que puede o no haber en ella, entonces ¿como podemos transmitir la idea o concepto diferencial, respecto de que es lo que legitima una obra? 

(Exhala, piensa y responde) A ver, es el terreno más delicadito este. No es arte lo que a mi me parece que es arte o lo que a mi me gusta o lo que a mi me conmueve, por que eso es entrar en lo personal, si a mi me gusta y me conmueve lo puedo tener colgado acá adentro de mi casa, acá mando yo, elijo yo, en mi casa cuelgo esto. Pero si yo me manejara a nivel institucional debería existir la responsabilidad de no colgar cualquier cosa, porque si lo hago, al público yo le estoy diciendo que cualquier cosa es arte y debería ejercer una responsabilidad. Mi criterio de selección sería otro del que yo uso en mi casa. Que es lo que legitima una obra, bueno, una serie de cosas que nunca se dan de una misma manera, no hay una fórmula para que alguien se convierta en artista o una obra en una obra de arte, todas tienen una camino diferente, esa legitimación es compleja, hay cosas que ayudan y que son obvias, por ejemplo la circulación de la obra es fundamental, y circular la obra no es llevarla todos los días a un barrio distinto sino circular por instituciones que validen la calidad de esa obra, el aval de ciertos colegas o artistas ya establecidos, la publicación, la convocatoria que pueden tener esas imágenes o lo que sea, el tiempo, el contexto histórico de producción, el nombre de la persona que lo hizo, son una cantidad las cosas que interviene para que algo se convierta en una obra. No es, la hago linda, la enmarco y la cuelgo en el living de mi casa, no, eso es una foto, eso es un pedazo de papel detrás de un vidrio, una obra es una cosa completamente diferente.

Si tuvieses que aconsejar a un fotógrafo nuevo que quiere canalizar su fotografía hacia el arte ¿recomendás presentarse a concursos o convocatorias?

No, eso generalmente sirve para frustrarte, sirve para tomar como referencia el trabajo ajeno. Una cosa es investigar la fotografía y otra cosa es ver que está haciendo el vecino y replicar eso. Eso es muy pampeano, el pampeano tiene internet pero no se por qué razón copia a otro pampeano, es una cosa muy extraña esa. Hay que copiar y mirar sin dejar huellas. 

¿Influye donde te formaste?

Yo creo que tiene que ver tu horizonte cultural personal, vos te tenés que formar en todos lados, en el último lugar que te tenés que formar es en el campo de la fotografía, vos sos lo que vivis, lo que ves, lo que leés, lo que pensás.

¿Tus obras en otros países?

Joaquín Rodriguez - Fotógrafo

He estado en varias convocatorias, algunas más importantes que otras, lo último fue una muestra individual en Italia, y creo que lo más importante fue la muestra curada por Rodrigo Alonso en Perú en 2005 que se llamó Arte Argentino Contemporáneo “Imágenes intermitentes” que fue un trabajo de investigación, tremendo orgullo que el curador más importante de este país me haya elegido para integrar esa muestra. 

Profeta en su tierra

En ambientes rurales como este (La Pampa) se tiende a igualar, todo es igual a todo y es realmente mal visto asomarse un poquito o subir, entonces uno trata de hacer las cosas en otro lado y seguir viviendo acá, estando y compartiendo lo justo y necesario sin molestar ni que te molesten. Salir del lugar resulta necesario pero tampoco es tan fácil, uno vale lo que vale el lugar donde uno vive, cuando uno vive en un lugar que no fue capaz de generar una escena artística es muy difícil colocarse uno dentro de ese lugar. Es muy fácil ser rosarino, ser cordobés, ahora no es fácil ser pampeano, que escena artística tengo acá, no tengo escena artística, no tengo espalda, no tengo un colchón que me respalde.

El estudio de la fotografía versus el uso de la cámara

En el uso de la cámara tenés dos caminos, o le pagás a alguien que te lo explique o te bajás un tutorial de Youtube y se acabó el problema. Viste con cualquier aparato electrónico como el televisor por ejemplo, que tiene cualquier cantidad de funciones que vos nunca vas a usar, por que vos querés cambiar de canal o a lo sumo subir y bajar el volumen, las cámaras también tienen una cantidad de funciones que uno nunca va a usar, y que primero es importante saber que es lo que uno quiere hacer para saber si tiene sentido usarla, y no al revés como se enseña, en eso yo estoy en desacuerdo. Esos cursos enseñan cosas que no vas a usar en lo práctico jamás, entonces, perdiste un año y cuando querés arrancar a hacer algo no podés porque quedaste atado a eso, la cámara no trabaja para vos, si no que vos terminás siendo un esclavo de un pedazo de plástico con un lente adelante. Lo relaciono con lo que hablábamos al principio, de lo que no le interesaba por ejemplo a mi viejo, no es importante ni es necesario saber revelar un rollo para hacer fotografía buena, es totalmente intrascendente eso, si te gusta y lo disfrutás, bueno dale, pero sino la fotografía es otra cosa.

Y esto es lo mismo, esta obsesión por la post producción con Photoshop y todo eso, que se yo, hagan lo que quieran, pasense la vida con eso no van a hacer nunca una foto, pero bueno.

La fotografía es otra cosa

Me refiero a los punto de interpretaciones que uno tiene que hacer en complicidad o no con el autor y que si uno no está preparado para eso no puede decodificar, eso uno lo va a ver, va a cualquier muestra y se para delante de la gente y ve lo que se dice de una imagen y ahí uno se da cuenta, cuando las criticas son por cuestiones compositivas o por cuestiones tonales, muchas veces la foto no dice nada, no se puede mirar más que eso y es verdad, pero cuando uno trata de entrar a una foto por ahí ya perdió, ya está muerto, no va a poder interpretar jamás una imagen. Imaginate que hablemos de literatura y yo te digo que definamos un libro, lo vamos a evaluar por la calidad de la tapa, por la calidad del papel, y por el peso y vamos a concluir que son 200 g de papel y medio litro de tinta. Y el libro es otra cosa. Ese camino de formación que tienen algunas tendencias de la fotografía son exactamente iguales a lo que yo te estoy diciendo, un libro no son 200 g de papel y medio litro de tinta, ahora, si no sabés leer, lo que vas a ver son 200 g de papel y medio litro de tinta. Y vas a decirme que la calidad de tapa es buena y que el papel en el que fue impreso capaz es un poco ordinario, eso es lo único que me vas a poder decir.

Para finalizar nos manifestó que entre sus amores está la familia, y que sigue aún proyectando como si tuviera 20 años. 

 

Encuentros Abiertos Festival de la Luz 2018 – Exposición colectiva de autores pampeanos –CENTRO CULTURAL PROVINCIAL MEDASUR   Espacio de Arte “Eduardo Di Nardo”

Juan josé Sena by Joaquín Rodriguéz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *